¡Comparte nuestro contenido en tus redes!

Detectores de chispas para sistemas de colección de polvo son ofrecidos por Flamex desde 1979.

Se han suministrado miles de sistemas de protección en muchas plantas.

El riesgo

Detector de chispas explosión colector de polvo

Polvos como el azúcar, aluminio, madera, algodón, harina, plásticos, productos farmacéuticos, muchos productos alimenticios, maíz, entre muchos otros son explosivos por lo que se debe de tomar precauciones para prevenir explosiones.

NFPA 654 recomienda instalar detectores de chispa para prevenir explosiones en el interior de colectores de polvo.

Una explosión de un sistema de colección de polvo puede tener graves consecuencias, además muchas muertes.

Durante una evento, el frente de explosión va a tener un volumen de hasta 8 veces el volumen del colector de polvo.

Muchas veces los colectores de polvo se encuentran cerca de propiedad, personas e incluso combustibles por lo que deben de ubicarse en lugares alejados de todos estos peligros.

Durante una explosión el frente de explosión regresara por los ductos hasta las campanas de extracción por lo que puede lesionar seriamente a los operarios e incluso producir una explosión secundaria de mayores proporciones que la inicial.

Se deben de tomar todas las precauciones para prevenir una explosión en el interior de un colector de polvo.

Detectores de chispas

detectores de chispa componentes

Los detectores de chispas son muy confiables, en milésimas de segundo un sistema reacciona y produce una cortina de agua que apagara las chispas antes que se produzca una explosión.

Los sistemas estan compuestos por:

Sensores que se instalan en los ductos y detectan chispas aunque viajen a alta velocidad y mandan una señal al controlador central.

Controlador central de control que puede recibir señal de múltiples zonas (ductos), y en milésimas de segundo manda una señal al sistema de aspersión por lo que se puede apagar la chispa antes que produzca una explosión.

Sistema de aspersión que recibe la orden del controlador central y produce una cortina de agua en el interior del ducto. Al pasar la chispa por la cortina de agua se apagará e impera una explosión que probablemente se hubiera dado si no existiera el sistema.

Los aspersores funcionan por un corto periodo de tiempo por lo que no hay que interrumpir el funcionamiento del sistema de colección de polvo y no se inundara ni humedecerá.

Los sistemas además del detector de chispas deben de complementarse con dampers de contra flujo específicamente construidos para este propósito para que no permita el retorno del frente de explosión hacia las campanas de extracción.

El conjunto tiene una operación muy confiable por lo que se disminuyen los riesgos de explosión.

Lea además “colectores de polvo, prevenga explosiones”

Visitar sitio web
¡Llame gratis!
¡Contáctenos!